Las expectativas de generación de empleo siguen sin mostrar signos positivos.

Las consultoras no aportan cifras alentadoras para 2018. Sólo una de cada 10 empresas piensa en contratar personal. Construcción y tecnología son los sectores más optimistas.

Las perspectivas de las consultoras privadas sobre la generación de empleo para 2018 siguen mostrando un escenario de mucha cautela entre los empresarios. Días atrás se conoció el dato de Manpower que indicó que sólo el 13% de los encuestados preveía contratar personal al menos en el primer trimestre del año. Ahora se suma un nuevo relevamiento, al que Ámbito Biz accedió en exclusiva, que refleja que el 80% de las compañías aún no saben qué harán en los próximos 12 meses y que solo una de cada 10 estima que aumentará su personal, mientras que un número cercano recortará su plantilla. Esas cifras surgen del "Segundo Informe Nacional de Indicadores Laborales" que realizó Bayton Grupo Empresario, que analiza lo ocurrido en 2017 y que deja pocas expectativas positivas para el año que está a punto de comenzar. 


El paper refleja que sólo el 10,7% de los ejecutivos respondió favorablemente respecto de que contrarán personal. Dentro de los sectores que más se espera que incorporen durante 2018 están Automotriz y Metalurgia, Comercio, Banca y Finanzas, Petróleo y Energía, Minería, Energías renovables, Construcción, Agroindustria, Tecnología, Software, Turismo y el Sector Público. En cambio, el 8,3% dice que disminuirá la cantidad de colaboradores y el 2,4% que los mantendrá. Pero la incertidumbre reina en el 78,6% de los casos que aseguran que aún no tienen definida cómo será la integración de su plantel de trabajadores. 

En 2017 el sector donde se registró una recuperación con respecto al año anterior fue la construcción, en parte por la reactivación de la obra pública pero también por mayor actividad en el sector privado. Y se espera que en 2018 siga por ese camino. En cambio, se perdieron empleos en la industria. Un rubro que demanda personal y que no logra saciarla por la falta de oferta es el de la tecnología. Según la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI) cada año quedan 5000 lugares sin cubrir dentro de sus empresas y a la vez generan gran cantidad de oportunidades: este año que está por empezar, esperan crear más de 12.900 puestos, para un sector que en 2017 empleó a 93.400 personas. La demanda está centrada en los desarrolladores de aplicaciones, y los puestos más difíciles de cubrir son los arquitectos de soluciones. 

Entre los puestos más demandados de los últimos 12 meses se destacan ejecutivos y ventas, que sumados son el 27%. Más relegados quedaron los operadores (12%), distribuidores (9%), técnicos y administrativos (ambos con 8%), analistas (7%), e ingenieros (6%). Fue baja también la demanda de asistentes, supervisores, y jefes y gerentes. 

En el análisis por distribución geográfica en el país, la Ciudad y la provincia de Buenos Aires fueron los distritos con mayor cantidad de pedidos de personal en 2017. En el primer caso fue el 24% y en el segundo el 47%; es decir, entre ambos concentraron el 71% del total. Los siguen bastante atrás Santa Fe (11%), Tucumán (6%), y San Juan (4%).

En cuestiones de género, el estudio de Bayton muestra que hay una mayor -aunque leve- ocupación de hombres que mujeres en el mercado, y que ellas solo se encuentran en mayor número en áreas técnicas y las que no tiene clasificación. Y además ganan menos. Otra encuesta de la consultora Mercer indicó que las trabajadoras cobran en las empresas 17% menos en promedio que sus pares masculinos. "Los progresos que se habían realizado en cuanto a la participación femenina en el mundo laboral se están estancando y, además, hay un importante número de mujeres que se desempeñan en trabajos informales", señala ese documento. De hecho, tanto Mercer como Bayton, remarcan que en los puestos de dirección y jefatura los hombres tienen incluso a veces más del doble de presencia.

Fuente: Ámbito Biz