La importancia de la comunicación en tiempos de crisis

Laura Garigliano estudió Ciencias de la Comunicación en la UBA, trabajó en Agencias de Publicidad y luego dirigió el Departamento de Comunicación de la multinacional General Electric durante más de 8 años. Hoy trabaja en MIA Comunicación- empresa que creó hace 6 años junto a su socia Florencia Campili – y desde hace unos meses dirige thehappymondaymovement.com, la unidad de negocio de Marca Empleadora de MIA Comunicación para América Latina.

¿Cómo se debe trabajar la comunicación en tiempo de crisis?
Invertir en comunicación en tiempos de crisis es rentable. Cuando las cosas van mal las empresas comienzan a generar planes de ahorro y a reducir presupuestos para ajustarse al contexto económico - es algo obvio y necesario-. Suele decirse que una de las primeras cosas que se cuestiona es la máquina de café y el presupuesto asignado a la comunicación interna.
Sin embargo, la gran mayoría de los trabajadores se siente desmotivado, se enrarece el ambiente de trabajo y se incrementan los rumores de pasillo. A los colaboradores lo único que les preocupa es saber qué va a pasar con la Compañía en la que trabajan, cuál es el plan para afrontar el contexto y cómo él va a seguir siendo parte de ésto.
La union hace a la fuerza. Estoy convencida de que la comunicación es una medicina superpoderosa, y que en estos tiempos las personas tienen más necesidad de información que nunca y, precisamente por ello, debemos hacer el enorme esfuerzo de convertir a la comunicación interna en una prioridad. Es ahora cuando más se requiere comunicar de manera efectiva a nuestras audiencias internas para mantener a la tripulación unida, generar miradas conjuntas, anunciar metas y objetivos, alinear a los equipos y sobre todo conseguir su compromiso.


¿Qué rol cumplen los profesionales de la Comunicación en este contexto?
Tenemos el compromiso social de ayudar a las empresas a gestionar bien la comunicación interna en situaciones de crisis, apelando a la creatividad y mostrando flexibilidad. Ayudando a que hablen de forma realista y franca, con el objetivo de bajar la incertidumbre de sus colaboradores. 
El secreto está en convertir a cada líder de la organización en un comunicador interno, que hable y escuche a su gente. Tenemos que explicarles y convencerlos de que sus equipos valoran más una palabra de ellos que las mil páginas que podamos publicar en Intranet y que además su gente necesita mas que nunca un líder que los escuche, contenga, aliente y comprenda.
La buena noticia es que no están solos para enfrentar este desafío: cuentan con nosotros, que somos sus consultores en Comunicación Interna. No hacerlo dificulta la gestión de los procesos laborales y desmotiva a los trabajadores, impactando directa y negativamente en la productividad. Ya decía Sam Walton, fundador de Walmart “Cuanto más sepan, más entenderán. Cuanto más entiendas, más les importará. Una vez que les importa, no hay manera de deternerlos”.