El talento es hoy el activo más importante de una empresa

Todo cambia. Hoy son los trabajadores quienes eligen la compañía donde quieren trabajar. El salario no es el único beneficio para tentar o retener a los colaboradores

Ante un panorama de cambio constante las empresas deben adaptarse para afrontar nuevos desafíos. Para ello, deben atraer a personas que, además de contar con las habilidades técnicas específicas, cuenten con mayor capacidad de aprendizaje, liderazgo y adaptabilidad ante escenarios cambiantes.

"Las empresas siguen preocupadas por la falta de puestos técnicos y es fundamental identificar y detectar a los candidatos por sus competencias blandas, como la capacidad de aprendizaje, y no tanto los aspectos funcionales o técnicos, qué son más fácilmente adquiribles en el puesto de trabajo", destaca Graciela Vinocur, gerente de Bayton Professional, firma especializada en selección de profesionales y ejecutivos en todo tipo de industrias.

En cuanto a la retención del talento, es evidente que no se puede obligar a las personas a pertenecer, siendo casi rehenes en un marco que no le brinde herramientas para su crecimiento. "Las empresas deben modificar su entorno, de forma que sea atrayente, que la gente quiera ser parte y se comprometa a un nivel más nivel más beneficioso para ambos", dice Vinocur.

Las empresas más jóvenes tienen una ventaja en este aspecto, saben de primera mano qué es lo que buscan los jóvenes talentos, y brindan un espacio adaptado a estas necesidades, permitiendo oportunidades mucho más interesantes para los nuevos profesionales que ingresan al mercado laboral.



No todo es plata
Además de lo salarial, siempre se puede ofrecer otros beneficios y compensaciones accesorios a los que pueden acceder los trabajadores. En esta lista se pueden incluir comedor en planta, opción de invertir en acciones, plan médico adicional, vacaciones adicionales, auto de compañía o reconocimiento de gastos, guardería, jardín de infantes, préstamos personales, descuentos en productos de la empresa, becas o coberturas de educación superior u horario flexible, entre otros beneficios. 

El liderazgo es un factor fundamental para enfrentar esta situación. Es el líder quien debe encontrar el mix que se adecúe a las necesidades del personal. Es el líder quien debe hacer una lectura inteligente de las características de cada equipo y sus requerimientos, sin llevarlo a los extremos, ya que, inevitablemente, la retribución salarial siempre tendrá una incidencia vital en como el empleado se siente valorado y ve retribuido su aporte a la organización. 

"El talento es el activo más importante para una organización, y dependerá de sus líderes que se aproveche de la mejor forma posible y se desarrolle dentro de los parámetros que beneficien a la compañía. Un buen líder debe lograr obtener lo mejor de cada uno", dice Vinocur. 

Eligen ellos
Hoy en día no es la empresa la que elige, sino que debe mostrarse atractiva para que los nuevos talentos quieran formar parte de su proyecto, brindando oportunidades interesantes para su desarrollo tanto personal como profesional.

"Esto requerirá procesos de cambio estructurales profundos, que involucrarán a todos los sectores de las organizaciones", cerró Vinocur. 

Fuente: Diario Uno